Noticias y Actividades
 

PEGALAJAR 2005

 

La competición.


La "compe" es otra historia dentro del mundo del parapente. El vuelo de placer unido a la aventura que supone el viaje hasta las balizas marcadas y la destreza a los mandos del trapo, cobran aquí su máxima expresión. 

La prueba del campeonato en Pegalajar, este año, lleva vigente desde el jueves, que es cuando hablamos con Driu y nos comenta que está un poco preocupado ante la previsión meteorológica. A pesar de todo, nosotros ya tenemos nuestro planes y el sábado vamos a visitarles y a pasar el día entre los fenónemos del aire. 

Después de un aperitivo en la piscina del pueblo, subimos al despegue que tienen fabulosamente acondicionado (las fotos nos dan una idea bastante aproximada), con un chiringuito amplio y en el que hacen guardia dos furgonetas de cruz roja con personal sanitario preparado para cualquier eventualidad. Y es que con una dotación presupuestaria de unos 6.000,00 € (por lo menos, eso es lo que nos comentan) cualquiera puede organizar un fiestorro como este, dando popularidad a una zona de vuelo maravillosa en el entorno natural de Sierra Mágina. La repercusión en el pueblo se hace notar con la afluencia de visitantes que acuden a presenciar el espectáculo y que dan un empujoncito al turismo de una zona eminentemente rural. Es lo que nos hace falta en LaDespegue.jpg (40435 bytes) Serena y en La Campiña Sur, donde se acometen proyectos turísticos de enormes dotaciones, olvidando un verdadero cebo como es el espectáculo del vuelo libre.

Andrés y Eduardo.jpg (40514 bytes)Mientras esperamos en el despegue, hablamos con Andrés (en la foto, con Eduardo Lindo, del club La Parra y otro piloto), el presidente de la FAEX, que nos comenta cómo han ido las pruebas y en qué lugar de la clasificación va Driu. Recorriendo el  terreno para poder ver la evolución de los parapentes de alto rendimiento y de competición pura y dura, charlamos con los pilotos, que nos cuentan las características de sus máquinas surcavientos. Después tendremos ocasión de comprobar lo que nos dicen. Aprovechamos para hacernos fotos con nuestro campeón de España (Superdriu), junto con la campeona (Bea), a la que íbamos a pedir un biplaza para David, que... al final se rajó!!!. Además, pillamos a "Andresito" charlando con el que "hizo los Alpes" (no, no, el que los construyó fue otro, hablaba del X-Alp, la dura prueba de los Alpes, en 15 días - me parece que me dijo -) y me hago una foto con ellos pa la posteridad. Su parapente no tiene cordinos, sino "hilos de seda" que tienen que cortar el aire sin apenas resistencia.

 

Esperando.jpg (41548 bytes) Campeones.jpg (39428 bytes) X-Alp.jpg (41520 bytes)

 

 

En el despegue ya se van calentando los ánimos y se abren algunas velas. Pero la sorpresa nos la dan las nuevas generaciones (niños de unos 10/12 años) que hacen virguerías con sus pequeños parapentes: inflan de todas las maneras, giran, pliegan, recuperan y hasta simulan aterrizajes haciendo el helicóptero. Hay que verlo para creerlo. Ahí están en la foto junto con otros pilotos, haciendo control de campana.

 

Niños.jpg (40297 bytes) Calentando.jpg (40631 bytes) Calentando2.jpg (40243 bytes)

 

 

Alguno (Sebas) ya sale para tomar el pulso a la ladera y coge una buena altura, lo que confirma que ha llegado el momento. Se convoca el briefing y con atención al organizador, se graban los waypoints en los GPS mientras nosotros pegamos bien la oreja "pa" enterarnos de "to". También abrimos bien el ojo para cuando nos decidamos a competir. Entre tanto, Andrés va documentando la jornada haciendo fotos de todo lo que pilla. 

 

Comienzo.jpg (41326 bytes) Briefing.jpg (41536 bytes) Campeones2.jpg (40233 bytes)

 

 

Acto seguido se prepara todo el mundo para cuando den la salida. Y es ahí cuando pillamos nosotros al campeón del mundo de paramotor (Ramón Morillas), que el año pasado estableció un nuevo record de altura alcanzando más de 5000 metros sin oxígeno. Desenfundo la cámara y nos inmortalizamos con él, que se muestra muy simpático y no tiene reparos en dedicarnos su sonrisa. Ahí hemos visto a  Roberto con él (son igualitos).

 

Siguientes.jpg (40920 bytes) Despegue2.jpg (40926 bytes) Despegue3.jpg (39891 bytes)

 

 

Luego viene el frenesí. El jueves y el viernes se proponen dos mangas de 46 y 38 km respectivamente, en las que sólo algunos llegan a gol. Y el sábado, con la peor previsión no se empieza hasta las cuatro menos cuarto, hora en que se abre la ventana. Esta muy nublado y son las nubes las que ayudan a coger altura aunque nadie conseguirá llegar a gol. El despegue se pone concurrido y salen hasta de tres en tres girando sus "hojas de afeitar" ligeramente a la izquierda para trincar en los pinos. La penetración era escasa y había que hacer uso del pedal. Menuda envidia mientras les vemos subir casi sin girar. A las cuatro y diez se tiene previsto cerrar la ventana, pero se concede una pequeña prórroga debido al lapso en que tuvo que cerrarse, al endurecerse las condiciones.

 

Ascenso.jpg (40633 bytes) Ascenso2.jpg (38428 bytes) Ascenso3.jpg (41051 bytes)

 

 

El startpoint se puso a un kilómetro y desde allí tiene que venir toda la escuadra hasta la vertical del despegue para comenzar la carrera. Lo demás, aunque para nosotros resulta espectacular, para los competidores resulta triste: casi todos llegan a la primera baliza, en Mancha Real y sólo algunos a la segunda, cuando definitivamente pinchan, poniendo los pies en el suelo con el acelerador a tope para evitar irse p'atrás. El despegue empieza a perder orientación y una de las mangas empieza a asotaventarse. Malo para el colchón de la tarde. 

 

Ascenso4.jpg (39835 bytes)

 

Eso no les baja el ánimo. Vuelven al despegue "una miaja nerviosos", contando detalles del pequeño viaje y nos tomamos un último tentempié antes de volver. No quisimos quedarnos a ver cual era el resultado del vuelco de datos del GPS alFinal.jpg (40678 bytes) ordenador; sospechábamos que no iba a cambiar mucho la clasificación, aunque ya sabemos, de buena tinta, que, ante el asombro de la mayoría de pilotos, nuestro campeón quedó el 2º de la categoría absoluta, ese mismo día, con una vela DHV2 (ahí, ahí...). Los, también extremeños, Marcos y Eduardo quedaron el 1º y 5º en la clase DHV 2-3m (joer con los pardos).

Hemos tenido bastante con el espectáculo y nos hemos quedado con las ganas de volar debido al aire cruzado. El reto que nos arroja el mar de olivos de enfrente tendrá que esperar.

Para los/as interesados/as en  un mayor detalle de la clasificación, el Club de La Parra, la expone en su web (podéis acceder desde el enlace que hay en el apartado "Parapente").

 

TerrAire. Septiembre 05. 

<<Volver al principio.