Sección Montañismo y escalada / Orientación
 

   
   Inicio
   Objetivos
   Actividades
 

 Noticias

 

 Rutas >>

   Calendario
   Carreras
 Orientación
   Colaboraciones
   Contacto

 

 Rutas "Sección Montañismo y escalada / Orientación"

<< Otras Rutas

Ruta: REY JAYÓN

Longitud: 22 km aproximadamente.
RUTA LINEAL
Dificultad: Media.
Nota: Toda la ruta está perfectamente marcada con flechas rojas.
DESCRIPCIÓN:
Comenzamos a andar en la Plaza de España de Llerena, llena de arcos y presidida por la majestuosa torre de la iglesia que se ve desde muchos km a distancia. Salimos de la plaza por el Arco del Camarín, en dirección al Parque de la Constitución y, desde allí, hacia el Humilladero de San Lázaro que es la salida hacia Casas de Reina.
Nada más pasar el Humilladero, nos desviamos a la izquierda para coger el camino de Las Casas, que posiblemente fuera una antigua calzada romana, empezando así, nuestra inmersión en el paisaje más característico de la campiña: campos de cereal a diestro y siniestro que, durante algunos km será atravesado por la via del tren, que cruzaremos varias veces hasta llegar a Casas de Reina.
Desde allí, iremos a visitar las ruinas del teatro romano de Regina Tordularum del que se conserva gran parte de su estructura y que nos deja sorprendidos por su semejanza (a menor escala) con el de Mérida.
Después de la visita, tomamos la carretera a Reina no sin antes reparar que los llanos de nuestra izquierda, además de labrarse en rotación año tras año, vienen a constituir un inmejorable aterrizaje para los pilotos de parapente que sobrevuelan el pueblo de Reina. Allí es a donde nos dirigimos para subir hasta su Alcazaba árabe, donde se celebra la fiesta de la “Luna llena de agosto”, con una majestuosa vista hacia la amplia Campiña (hacia el noreste) y las estribaciones norte de Sierra Morena (hacia el suroeste). Constituye este alto, la zona de despegue para los amantes del vuelo libre, con orientaciones noreste y suroeste, que ofrecen una condiciones óptimas para su práctica en numerosos días del año. No es raro que nos encontremos alguna “vela” sobre nuestras cabezas.
Descendemos del Castillo por una cuesta empinada, como la que nos trajo, pero con peor huella. Abajo, encontramos la fuente que hicieron los maestros Pérez y Faraco, allá por el S. XIX. Agua fresca, no clorada, de estupendo sabor.
Luego de un breve descanso, cruzaremos la parte más inesperada de nuestro viaje. De entre las posibilidades de continuar la ruta por Los Tejares, Los Arroyos, La Huerta y el Camino de Paniagua, elegiremos ésta última, encontrándonos con olivares, con el Parral y sus encinas, con la Alcornocosa y con bosques de jaras donde parecerá que nos perdemos en senderos casi imposibles.
Por fin, como contrapunto al agreste bosque mediterráneo, La Huerta de Pérez, La Huerta del Moral y llegamos, otra vez, a amplios caminos conocidos por La Cañada Real de La Rivera del Ara, que durante cinco km, nos conducirán por donde durante siglos condujeron a los rebaños del norte hasta el rincón más escondido de nuestra tierra.
A lo lejos, vemos nuestro próximo objetivo: la Ermita de la Virgen del Ara, pero, para alcanzarlo tendremos que hacer mil y un virajes evitando, así, los desniveles del trazado. Cruzaremos la Rivera del Ara por un puente de fábrica de ladrillo, un buen sitio para descansar ya que su frescor invita a ello. A pocos pasos tenemos ya la Ermita, que viene a ser algo así como la “Capilla Sixtina” de Extremadura, de visita inexcusable, donde podremos reponer nuestras cantimploras en una fuente de agua fresquísima.
Este ha sido el último descanso antes de iniciar las últimas dificultades del trazado, subiendo una sierra literalmente sembrada de olivos y coronada de pinos. El Camino del Venero, nos lleva directamente a la mina de la Jayona, monumento natural, donde podremos admirar, en una visita guiada, una obra realizada por la naturaleza y ayudada por la mano del hombre.
Fin de la ruta.